Política de cookies

Ricoh emplea herramientas de recopilación de datos, como cookies, para ofrecerle la mejor experiencia cuando use este sitio. Descubra cómo puede cambiar esta configuración y obtenga más información sobre las cookies.

¿Cuál es el futuro de las pequeñas empresas?

Hacia la recuperación de las pequeñas empresas

Cuando llegó la Covid-19, las empresas se vieron obligadas a realizar la transición al teletrabajo a tiempo completo casi de la noche a la mañana. Si bien muchas pequeñas empresas pudieron adaptarse rápidamente, han surgido nuevos desafíos cuando han vuelto a la oficina.

Dado que los empleados trabajan cada vez más de manera distribuida, está claro que acelerar la transformación digital será fundamental para que estas empresas tengan éxito a largo plazo.

El nuevo informe de Ricoh Europa, basado en un estudio realizado por Opinium Research, explora la experiencia de teletrabajar en una pequeña empresa durante la pandemia. Descubre tendencias claves y puntos débiles y ofrece orientación para que las pequeñas empresas capeen el temporal que se avecina.


Descarga la infografía

Descarga el informe gratuito

Este campo es obligatorio *


Las pequeñas empresas corren el riesgo de perder a sus mejores empleados por las frustraciones tecnológicas derivadas del teletrabajo.

Las pequeñas empresas corren el riesgo de perder a sus mejores empleados por las frustraciones tecnológicas derivadas del teletrabajo.

Mientras las empresas se recuperan de los efectos de la pandemia, los trabajadores esperan que las formas y los lugares de trabajo tengan un enfoque moderno, o podrían buscarse algo mejor. 

Este desafío afecta sobre todo a las pequeñas empresas. Más de una cuarta parte (27 %) de los empleados de pequeñas empresas europeas cambiarían de trabajo a uno mejor equipado para teletrabajar. ¿Por qué? Los problemas de comunicación y tecnología hacen que sea difícil para el 29 % de los trabajadores mantenerse motivados e implicados mientras teletrabajan. Y el 48 % usa su propio equipo para teletrabajar porque su empresa no le ha facilitado uno. 

Puede que la transformación digital haya estado en su hoja de ruta a largo plazo, pero ahora las pequeñas empresas deben acelerar sus planes. Sin la tecnología que haga que sea fácil y seguro para los empleados trabajar de manera efectiva desde cualquier lugar, los empresarios se enfrentan a una fuga de cerebros de sus mejores trabajadores. Y eso puede socavar el éxito futuro de sus empresas.